sábado, 7 de julio de 2012

Capitulo 4.


Miércoles.
Me despierto cuando me suena el despertador. Me miro al espejo y tengo los ojos hinchados, me pasé toda la noche llorando. Toca la misma rutina de siempre, voy al baño, me ducho y me visto.
Me acerco a la cocina y veo el desayuno encima de la mesa con una nota de mi padre que dice:
Buenos días chicos. Siento mucho lo de anoche de verdad. Estoy avergonzado, nunca había hecho nada de esto, pero estoy algo nervioso por la mudanza. Espero que me perdoneis con este pedazo de desayuno que os he hecho. Nos vemos a la noche, muchos besos. Te quiero mi pequeña.”
Lo de pequeña iba por mi. Cuando yo era pequeña siempre me llamaba así. La verdad, el desayuno tenía una pinta buenísima. Me senté a desayunar y se sentó a mi lado Cam.
- Buenos Días. ¿Qué tal has dormido? - me pregunta.
- Bien. ¿Tú? 
- Bien. Ya sabes, me gusta dormir.
Me sale una carcajada algo rara. Mi hermano me mira como si sería tonta pero me sonríe. Al fondo vemos salir a mi hermana en pijama y con pelos de loca. Cam y yo nos miramos y empezamos a reírnos.Suena el teléfono de casa y contestó rápido; es pronto para que alguien llame, así que igual ha pasado algo.
Era la madre de Caroline, Caroline se ha puesto mala y me ha dicho que no ira al colegio.
- ¿Qué planes tienes para hoy? - me pregunta Cam.
- Ir a clase. 
- ¿De verdad?
- Me pierdo... 
- Oye Loreen, ¿Por qué no hacemos algo los tres? Aprovechamos que papá y mamá estarán todo el día en el trabajo...
- Me parece bien. - contesta mi hermana. 
- Pero tengo que ir a clase. - digo yo.
- Por un día que no vayas no pasará nada. - dice mi hermano que en eso es todo un experto.

Cuando terminamos de prepararnos, Loreen, Cam y yo, salimos a pasar el día juntos. La primera vez que salgo con mis hermanos, la primera vez que hacemos algo juntos.
- ¿A dónde queréis ir? - pregunta Loreen.
- Se me ocurre una idea. - dice Cam.
Cam llama a un taxi y nos subimos a él. El taxi nos deja enfrente del teatro Steppenwolf. Mi hermano mira a Loreen y veo que entran al teatro.
- Venga vamos. - me dice Cam.
Cam entra y saluda a un chico que esta en una sala. Parece ser algo mas mayor que él, saluda a mi hermana y luego se acerca a mi.
- A si que tu debes de ser la artista. - me sonríe.
Alguien le llama y se marcha por donde nosotros habíamos entrado. Cam me mira y me señala el escenario.
- Sube. Y así ves que se siente. - me dice Loreen.
Decido subir al escenario y ver lo que se siente y saber si esta profesión es para mi.
Estoy algo nerviosa, decido cerrar los ojos, intento colocarme en mitad del escenario y abro los ojos. Solo veo asientos, muchos asientos vacíos. Y al fondo veo a mis hermanos, Loreen sonriéndome con una sonrisa de oreja a oreja y Cam, que aplaude.
Me acuerdo de un pequeño fragmento que interprete en una obra en el colegio. Me pongo a actuar, un poco loca debo añadir, estoy algo emocionada, mis hermanos no habían hecho nada por mi y esto es precioso. Justo en ese momento, entra el chico al que mi hermano había saludado. Se queda mirándome, hasta que yo me doy cuenta. Me giro hacía él, y me aplaude. Decido bajarme del escenario muerta de la vergüenza y me acerco hasta donde está Loreen.
- ¿Nos vamos? - le digo.
Ella me mira y asiente con la cabeza. Cuando vamos a salir, se acerco el chico y me dice:
- Cielo, tienes talento, aunque estabas un poco emocionada ahí arriba. Con buenas prácticas y unos buenos profesores, creo que serás una gran actriz. Tu hermano me ha comentado que os mudáis a Los Ángeles. Toma, son institutos en los que hay un departamento de Artes, deberías hecharles un vistazo. - me dice dándome un papel con escuelas apuntadas.
- Gracias. - le sonrío y le cojo el papel. 
- Llámame cuando seas famosa. - me guiña un ojo y se da la vuelta.
Cuando salimos del teatro estaba lloviendo, decido guardar el papel como si se tratase de un tesoro. Mi hermano me mira y me rodea con su brazo mi cuello.
- Te ha dicho que tienes talento. Eso será por algo. No es tan amable con la gente.
- Gracias por haberme traído. - le digo y le doy un beso en la mejilla.
Mi hermano me mira desconcertado y luego me sonríe y me agarra mas fuerte.

1 comentario:

  1. ¡ME ENCANTA! Me encanta tu novela, he leido todos los capitulos ahora y es genial.
    Que envidia el irte a vivir a Los Ángeles. Ojalá Nikki cumpla su sueño :)
    Te sigo.
    Te dejo mi blog porque no se que coño me pasa con la cuenta de Google que no me sale el blog...
    http://oneheartmillionvoices.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar